miércoles, 29 de diciembre de 2010

Tratamiento Ortomolecular de la Fibromialgia

por Pablo de la Iglesia (Naturópata)

Recientemente mi hija ha sido diagnosticada de fibromialgia, no sabemos bien de que se trata y estamos angustiados. ¿Nos puede ayudar la Nutrición Ortomolecular? Ana, 57 años, Buenos Aires. 

La fibromialgia es una enfermedad que suele manifestarse con dolor, agotamiento, rigidez del cuerpo, trastornos del sueño, malestar abdominal, entre otros síntomas que pueden generar invalidez variable.

La nutrición ortomolecular puede complementar el tratamiento con muchos recursos; compartimos los que, a mi criterio, son los tres más importantes:

Magnesio: un estudio clínico verificó que la administración de 600 mg de magnesio al día produce una gran mejoría en los puntos de dolor y en la fatiga; incluso, con seguimiento profesional, parece que dosis mayores son más efectivas. Por sencillez y economía, mi primera opción sigue siendo el cloruro de magnesio que usaban nuestros abuelos y se suministra libremente en farmacias y dietéticas.

Acido Málico: cuando tengo oportunidad, a todas las personas que padecen esta enfermedad les recomiendo una o dos manzanas verdes al día. ¿Por qué? El ácido málico está involucrado en la producción de energía y ayuda a depurar el hígado; su uso ha demostrado ser de gran importancia para mejorar la fibromialgia. También se expende en comprimidos y su consumo debe ajustarse a la recomendación.

Omega 3: por su versatilidad, es uno de mis complementos preferidos. Puede ingerirse en cápsulas de aceite de pescado, chía o lino; salvo cuando se practica un vegetarianismo estricto, las primeras son la alternativa más potente.

Universos de Bendiciones para que la salud se manifieste plena en ti.

* Pablo de la Iglesia es autor de los libros "El Milagro de la Nutrición Ortomolecular", "Recuperar la Salud" (Editorial Errepar), "Esclerosis Múltiple", "Estimula Tu Inmunidad Natural", "Corazón Contento" (Ediciones Obelisco) y "Cáncer, su tratamiento natural" (Ediciones Libertarias). Para saber más del autor, visite www.poreldespertar.com

Usted puede enviar sus consultas a correomia@perfil.com.ar y Pablo de la Iglesia las irá respondiendo en futuras ediciones.
Recuerde que las terapias complementarias no reemplazan al tratamiento médico y es aconsejable consultar a un profesional antes de realizar cualquier cambio en la dieta.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Cuidados Cardiovasculares

por Pablo de la Iglesia (Naturópata)


Mi marido es un hombre saludable pero tiene el colesterol un poco elevado y está muy estresado; con todos los ACVs y ataques cardíacos que ocurren, realmente me preocupa. Angelica, 37 años, Mendoza. 

Angélica, no es para preocuparse, pero es bueno que nos ocupemos:

* Los ACEITES OMEGA 3 son la mejor alternativa para bajar el colesterol, proteger el corazón y tonificar el sistema nervioso. ¡Todo en uno! Las mejores opciones son los pescados de mar y las semillas, especialmente el lino y la chía. Una o dos cápsulas de aceite de pescado podrían ser necesarios para obtener resultados más sólidos.

* A los factores estresores habituales -el ritmo de la ciudad, el exceso de trabajo o la personalidad muy competitiva- se le han sumado otros propios de estos tiempos -contaminación ambiental, cambio climático o el aumento de la pulsación magnética de la tierra-; este último, conocido como Resonancia Schuman (RS) es el gran agente desconocido que nos toma por sorpresa. El aumento progresivo de la RS en los últimos treinta años es responsable de la frecuente percepción que el día pasa "volando", de hecho los investigadores sugieren que hoy tendría una equivalencia a las dieciséis horas en lugar de veinticuatro... Entonces, ¡a reprogramar las agendas acorde a los "tiempos que corren"!

* En esto de "bajar un cambio" para proteger nuestro corazón y sistema nervioso, hay una hierba que hace maravillas: la valeriana. Es un planta medicinal inocua que nos ayuda a estar serenos; para tomarla en té es algo desagradable, tal vez la mayoría de nosotros prefiera la tintura madre o los comprimidos.

El tema da para un libro, de hecho he escrito uno que se llama "Corazón Contento" (Ediciones Obelisco), pero para los más apurados, en mi último trabajo "El Milagro de la Nutrición Ortomolecular" (Kier) he dedicado un capítulo con el mismo nombre como para acceder a los conocimientos más precisos para tomar cartas en el asunto rápidamente.

Universos de Bendiciones para que la salud se manifieste plena en ti.


* Pablo de la Iglesia es autor de los libros "El Milagro de la Nutrición Ortomolecular", "Recuperar la Salud" (Editorial Errepar), "Esclerosis Múltiple", "Estimula Tu Inmunidad Natural", "Corazón Contento" (Ediciones Obelisco) y "Cáncer, su tratamiento natural" (Ediciones Libertarias). Para saber más del autor, visite www.poreldespertar.com

Usted puede enviar sus consultas a correomia@perfil.com.ar y Pablo de la Iglesia las irá respondiendo en futuras ediciones. Recuerde que las terapias complementarias no reemplazan al tratamiento médico y es aconsejable consultar a un profesional antes de realizar cualquier cambio en la dieta.

¿Qué es la Nutrición Ortomolecular?

por Pablo de la Iglesia (Naturópata)

¡Hola Pablo! Ultimamente escucho mucho hablar de la Nutrición Ortomolecular y realmente no sé que es. ¿Podrías explicarlo? Alejandra, 49 años, Entre Ríos. 

Buena pregunta Alejandra, nos da la posibilidad de inaugurar este espacio desde el principio.

La Nutrición Ortomolecular es un enfoque terapéutico relativamente novedoso para la mayoría de las personas, pero realmente lleva varias décadas perfeccionándose y nutriéndose de innumerables investigaciones; además, se trata de un enfoque de salud que es muy respetuoso de la persona como un todo.

El propósito es crear las condiciones para darle al cuerpo la posibilidad de recuperar la salud cuando se ha perdido o fomentar el bienestar y la longevidad cuando aún estamos bien; lo hacemos a través de la alimentación y los complementos nutricionales.

Entre estos últimos aportes encontramos sustancias tales como vitaminas, minerales, aminoácidos, ácidos grasos esenciales, enzimas o hierbas medicinales; es importante destacar que la Nutrición Ortomolecular, como todo enfoque naturista, no trata enfermedades sino a personas que padecen algún trastorno o desequilibrio; desde esta perspectiva, los caminos son individuales y en esta sección buscaremos brindar una orientación para ayudar en los primeros pasos.

Universos de Bendiciones para que la salud se manifieste plena en ti.

* Pablo de la Iglesia es autor de los libros "El Milagro de la Nutrición Ortomolecular", "Recuperar la Salud" (Editorial Errepar), "Esclerosis Múltiple", "Estimula Tu Inmunidad Natural", "Corazón Contento" (Ediciones Obelisco) y "Cáncer, su tratamiento natural" (Ediciones Libertarias). Para saber más del autor, visite www.poreldespertar.com

Esta columna fue publicada originalmente en la revista MIA. Usted puede enviar sus consultas a correomia@perfil.com.ar y Pablo de la Iglesia las irá respondiendo en futuras ediciones.
Recuerde que las terapias complementarias no reemplazan al tratamiento médico y es aconsejable consultar a un profesional antes de realizar cualquier cambio en la dieta.