lunes, 26 de septiembre de 2011

Esclerodermia, su alivio por métodos naturales



por Pablo de la Iglesia (Naturópata y autor de “El Milagro de la Nutrición Ortomolecular”)

A mi hija le han diagnosticado esclerodermia y ha perdido el 50% de su capacidad pulmonar. Agradecería una orientación. Ana María, Buenos Aires.

La esclerodermia es una enfermedad autoinmune para cuyo tratamiento la medicina alopática brinda sólo fármacos sintomáticos como los antiinflamatorios o aquellos que ayudan a aliviar trastornos respiratorios, renales o la hipertensión; me animo a decir que la medicina natural puede hacer una gran diferencia por quienes padecen esta enfermedad. Algunas alternativas que, a Dios gracia, pueden cambiarle la vida para bien a muchas personas:

* Inmunoreguladores naturales: los aceites Omega 3 presentes en el Kril o el pescado de mar son la primera opción; el lino o la chía los complementan perfectamente. Cartílago de tiburón, uña de gato, propóleo, ajo, lapacho o aloe vera, también interactúan sinérgicamente y es bueno considerarlos para ir incorporándolos en forma rotativa en una estrategia integral.

* Alimentación muy baja en grasas saturadas y libre de hidrogenadas: enfatizar en el uso de aceites de primera prensada o virgen extra. Para obtener información adicional sobre este tema tan importante puede recurrirse a mis libros Esclerosis Múltiple (Ediciones Obelisco) o El Milagro de la Nutrición Ortomolecular (Kier). También es imperativo hidratarse bien para mantenernos libres de toxinas y con el sistema nervioso funcionando lo mejor posible.

No hay que desesperar, mi consejo apunta a invitar a quienes padecen esta enfermedad a investigar sobre el uso de recursos biológicos y ortomoleculares como el ozono, el MSM, los antioxidantes, entre otras posibilidades que ayudan a mejorar la calidad de vida o a contener la evolución de la esclerodermia. Hay que mirar el "monstruo" de frente y abordar esto con una actitud positiva, sabiendo que el desafío es grande pero también contando con buenos ases en nuestra manga; sumarle a esto consistencia en la aplicación de las estrategias naturales que, en absoluto son milagrosas, pero aplicadas con perseverancia dan resultados muy buenos.

¡Universos de Bendiciones para que la salud se manifieste plena en ti!


Pablo de la Iglesia

* Pablo de la Iglesia es autor de los libros "El Milagro de la Nutrición Ortomolecular", "Tu Mejor Medicina", "Recuperar la Salud" (Editorial Errepar), "Espiritualidad aquí y ahora" (Kier) "Esclerosis Múltiple", "Estimula Tu Inmunidad Natural", "Corazón Contento" (Ediciones Obelisco) y "Cáncer, su tratamiento natural" (Ediciones Libertarias). Para saber más del autor, visite Universidad Por El Despertar


Para suscribirte a nuestros e-boletines gratuitos:

viernes, 23 de septiembre de 2011

Estrategias naturales para frenar la inflamación

por Pablo de la Iglesia (Naturópata y autor de “El Milagro de la Nutrición Ortomolecular”)

Padezco artritis y llevo mucho tiempo tomando antiinflamatorios farmacológicos, sin embargo estoy consciente de sus potenciales complicaciones hemorrágicas, digestivas, entre otras. ¿Alguna alternativa natural? Alejandra Espinosa, Lujan.

Alejandra, la medicina biológica brinda muchas y muy buenas opciones para mejorar el curso de la artritis; de hecho, cada vez son más los reumatólogos que recurren a los complementos nutricionales y las hierbas medicinales para disminuir o erradicar el uso de antiinflamatorios.

Uno de ellos es el harpagofito, una raíz que ha demostrado ser eficaz para reducir el dolor de las articulaciones en los casos de artritis y artrosis. En este caso, su uso no solo aliviará el dolor sino que ayudará a detener el proceso degenerativo de los cartílagos.

Son numerosos los ensayos clínicos que demuestran que esta planta originaria de los desiertos africanos tiene una eficacia comparable a los más potentes antiinflamatorios con la ventaja de carecer de sus efectos secundarios.

Por supuesto, el universo de posibilidades es mucho más amplio y contamos con otros recursos sinérgicos al harpagofito. Uno de ellos es el jengibre, el cual no solo tiene propiedades antiinflamatorias sino también protectoras del sistema digestivo, antioxidantes e inmunizantes.

¡Son tantas las maravillas de la medicina natural! La cola de caballo, si perseveras, te hará mucho bien; con frecuencia las acumulaciones de ácido úrico complican las enfermedades reumáticas y esta planta de uso popular será de gran ayuda. En esta misma dirección, la ingesta de porotos lupines en ayunas es otro recurso sencillo y con buena reputación a pesar que no se han hecho investigaciones sobre el mismo.

Y, por último, no quisiera dejar de mencionar uno de mis preferidos "todo terreno": el aceite de pescado. El consumo de dos o tres gramos con la cena brinda alivio en la mayoría de los casos al cabo de muy pocos días. En cualquier caso, la perseverancia será la que ayude a obtener resultados duraderos.

¡Universos de Bendiciones para que la salud se manifieste plena en ti!


Pablo de la Iglesia

* Pablo de la Iglesia es autor de los libros "El Milagro de la Nutrición Ortomolecular", "Tu Mejor Medicina", "Recuperar la Salud" (Editorial Errepar), "Espiritualidad aquí y ahora" (Kier) "Esclerosis Múltiple", "Estimula Tu Inmunidad Natural", "Corazón Contento" (Ediciones Obelisco) y "Cáncer, su tratamiento natural" (Ediciones Libertarias). Para saber más del autor, visite Universidad Por El Despertar


Para suscribirte a nuestros e-boletines gratuitos:

sábado, 10 de septiembre de 2011

TDAH, alternativas naturales e inocuas para cuidar a tu hijo

por Pablo de la Iglesia (Naturópata y autor de “El Milagro de la Nutrición Ortomolecular”)

Pablo de la Iglesia
Hola Pablo. Estoy muy preocupada porque a mi hijo le diagnosticaron Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad. He leído que las drogas utilizadas en estos casos son muy fuertes; ¿habrá alguna alternativa ortomolecular? Marisa, Buenos Aires.

Marisa, la experiencia me dice que estos casos suelen ir acompañados de elevado consumo de azúcares refinados y carencia de ácidos grasos; por supuesto en consonancia con otros hábitos de alimentación inadecuada, estreñimiento, sedentarismo y deshidratación crónica.

Hay una serie de medidas muy sencillas que pueden ayudar. La primera es asegurarte que tu hijo bebe un mínimo de dos litros de agua de buena calidad al día; puedes adicionar de una a tres infusiones de tilo para ayudarlo a tranquilizarse.

Por supuesto, nos olvidaremos del azúcar y los edulcorantes artificiales. La mejor opción para endulzar es la stevia; asesórate en una dietética sobre las diferentes presentaciones.

Procura reemplazar el consumo de carnes rojas y blancas por pescado de mar la mayor cantidad de veces posible; sería ideal consumir atún o salmón un mínimo de dos o tres veces a la semana que le aportarán los valiosos Omega 3.

La levadura de cerveza dietética es un buen complemento nutricional para los chicos; una o dos cucharadas soperas al día en las ensaladas es una cantidad suficiente para aportarle hierro, cromo, vitaminas del complejo B... ¡Y eso, ensaladas! Asegúrate que consume una buena ensalada de vegetales crudos en el almuerzo y la cena.

Procura una alimentación más natural, atóxica, con más verduras, legumbres, frutos secos y cereales integrales. Reemplaza las golosinas y postres por pequeñas raciones de nueces, almendras, girasol y pasas de uva. Disminuye el consumo de frutas por dos semanas limitándola a dos por día, pero luego procura que al menos duplique ese consumo.

No hay soluciones mágicas, pero realmente cuando se hacen las cosas bien, con frecuencia los psicofármacos se pueden evitar. Déjate guiar por los consejos que he vertido en "El Milagro de la Nutrición Ortomolecular" (Kier).

¡Universos de Bendiciones para que la salud se manifieste plena en ti!

Pablo de la Iglesia

* Pablo de la Iglesia es autor de los libros "El Milagro de la Nutrición Ortomolecular", "Tu Mejor Medicina", "Recuperar la Salud" (Editorial Errepar), "Espiritualidad aquí y ahora" (Kier) "Esclerosis Múltiple", "Estimula Tu Inmunidad Natural", "Corazón Contento" (Ediciones Obelisco) y "Cáncer, su tratamiento natural" (Ediciones Libertarias). Para saber más del autor, visite Universidad Por El Despertar


Para suscribirte a nuestros e-boletines gratuitos: